Esta semana se definen los nuevos aumentos de Luz y Gas

El presidente deberá tomar esta dura decisión durante esta semana entrante.

Políticas 03/06/2024 Clic Salta Clic Salta
luz y gas

El Gobierno Nacional, liderado por Javier Milei, está a punto de definir el alcance de los incrementos en las tarifas de luz y gas para este mes de junio, una decisión que genera gran expectativa y preocupación entre todos los argentinos. Según diversas consultoras privadas, los aumentos podrían rondar el 40%, una cifra significativa que se espera impacte profundamente en el presupuesto de los hogares argentinos.

El principal objetivo del Gobierno es reducir los subsidios a la energía, estimados en unos US$ 130 millones mensuales durante el invierno, lo que totalizaría un ahorro de aproximadamente US$ 390 millones. Este esfuerzo es liderado por el ministro de Economía, Luis Caputo, quien busca ajustar el gasto fiscal y mantener un equilibrio en las cuentas públicas, buscando un superávit que se ha mantenido de manera ficticia en los primeros meses del año.

El aumento se aplicará sobre el precio de la energía mayorista, uno de los tres componentes principales de la tarifa de luz y gas, junto con los costos de transporte y distribución. Este ajuste no solo busca reducir el gasto público, sino también "recomponer la rentabilidad de las empresas del sector energético", entre las que se encuentran compañías como Metrogas, Naturgy, Camuzzi, TGN y TGS.

A pesar de estos incrementos, los informes del INDEC sobre la inflación no reflejan directamente estos cambios en las tarifas energéticas, lo que generó cierta controversia y desconfianza entre los consumidores y analistas económicos.

Este anuncio se da en un contexto de reciente aumento de las tarifas de gas, con subas promedio del 380% autorizadas en abril. Estos aumentos coincidieron con el inicio del invierno, un período en el que el consumo residencial de gas se duplica, incrementando significativamente el costo de las facturas para los usuarios.

Según informes del sector energético, mantener congelado el precio mayorista de la energía para el 65% de los hogares implicaría un costo fiscal de US$ 650 millones mensuales durante junio, julio y agosto. La estrategia de Caputo apunta a reducir este gasto de manera drástica, independientemente de las consecuencias sociales y económicas que esto pueda acarrear.

El desafío para el Gobierno de Javier Milei será balancear la necesidad de ajustar el gasto fiscal con la realidad económica de millones de argentinos que ya están enfrentando un panorama de precios en alza y salarios que no siempre logran mantener el ritmo de la inflación.

Te puede interesar
Lo más visto